La plaza de los mil amigos

(o cómo creamos bibliotecas en cualquier lugar)

20210607_202237.jpg
City Outline_edited.jpg

Ottolina me lleva de la mano. Muchas veces nos acompaña La Negra, una pequeña guitarra española nacida en Michoacán. Llegando al parque me pregunta dónde quiero sentarme. A la sombra en verano, al sol en invierno. Las primeras miradas curiosas se posan en nosotros, y es que parezco de otro tiempo. Ottolina acciona las clavijas y se abre la cueva del tesoro. Horas después, todos tenemos nuevos amigos.

Pensamos que cuando la gente no va donde están los libros, los libros deben ir donde está la gente. Por ello, creamos bibliotecas callejeras, efímeras y gratuitas. Llegamos, adaptamos el espacio en la medida de lo posible para que sea temporalmente una biblioteca. Prestamos los libros y demás material narrativo para su uso en el espacio público, proponemos lecturas, orientamos, leemos en voz alta, acompañamos a las personas que no quieren leer solas, proponemos y participamos en los juegos narrativos, en fin, estamos presentes en todo lo que implica la relación por medio de las historias.

No sólo hay bibliotecas sin visitantes, sino también lugares donde no hay libros o el acceso a los mismos es difícil. Para llegar a esos lugares y posibilitar la creación de bibliotecas comunitarias estables, estamos creando La BiblioCombi. Para saber más, entra aquí.

Para conocer más servicios de El Maletín Verde relacionados con las bibliotecas, aquí.

Y aquí, para saber cómo ayudarnos.

nature_space_stars-1.png
Autobús escolar
spyglass (5).png

Ir a otro destino

que te guste leer.jpg
narrativa.jpg
compartimos lo que vivimos.jpg
proyectos y convocatorias.jpg
cooperación.jpg